CONSERVA DE TOMATE NATURAL TRITURADO

#Verduras, hortalizas y ensaladas 25 septiembre 2018

En muchas recetas utilizamos "tomate natural triturado". Elabora tu propia conserva de tomate  de forma fácil con tomates "de casa" o comprados a un agricultor de confianza (mejor ecológicos) para  poder consumirla durante  todo el año.


Esta es una receta de cookidoo Italia. Queda un tomate natural triturado espectacular...


Ingredientes:
1000 g de tomate de pera
20 g de sal gorda
1 cucharadita de azúcar (o panela)

Preparación:

1. Lavar bien los tomates y ponerlos en un escurridor partidos por la mitad. Espolvorear con la sal gorda, mezclar y dejar el escurridor con los tomates en el fregadero toda la noche para que suelten el agua.

2.  Poner los tomates en el vaso y el azúcar. Colocar el cestillo sobre la tapa del vaso en lugar del cubilete y programar 35 min/100º/vel 1. Mientras tanto preparar 3 botes de 250 g y sus tapas (ver consejo 1). Al finalizar el tiempo, ver si la densidad del tomate es la adecuada. Si está demasiado líquido, programar 5 min/varoma/vel 1.

3. Poner el cubilete en la tapa y triturar 1 minuto/ vel 9.

4. Llenar los tarros, tapar enseguida y ponerlos boca abajo. (O si se prefiere, esterilizar en la olla rápida. (Ver consejo 2)

5. Conservar a resguardo de la luz en un lugar fresco y seco ( Ver consejo 3)


Consejos
1. Los tarros y las tapas deben lavarse muy bien o esterilizar colocándolos en una olla con agua y dejar hervir 30 minutos.  Usar tapas nuevas.

2.  Para esterilizar en la olla rápida, colocar un trapo en el fondo de la olla, colocar los tarros en vertical y poner agua hasta el máximo permitido. Cocer 20 minutos y dejar enfriar sin abrir la olla. En todos los casos, al enfriarse, la tapa debe tener una curvatura hacia dentro. Si no es así, no se ha hecho el vacío y hay que guardar el tarro  en el frigorífico y consumir antes de 7 días.

3. Poner una etiqueta en los tarros con el nombre y la fecha. Antes de utilizar los tarros, comprobar que la tapa sigue con la curvatura hacia dentro. Si no es así, no consumir.
Una vez abierto, conservar en el frigorífico un máximo de 4 – 5 días.