Fartons

#Masas, panes y repostería 03 julio 2021

Los fartons son uno de los bollos más típicos de Valencia. De forma cilíndrica y con una fina capa de glaseado, se suelen servir con horchata de chufa en los meses de calor. Aunque con un chocolate a la taza, un café  también van de maravilla.


Al margen de con qué los acompañemos, los fartons son el bocado ideal para el desayuno o la merienda. Tiernos, esponjosos y en su punto justo de dulzor. Se congelan perfectamente, así podrás disfrutarlos cuando gustes como recién hechos.


Hacer fartons en casa es mucho más fácil de lo que imaginas. En mi receta te doy las claves para que te salgan perfectos.


Tiempo de preparado: 2H 30M


Tiempo de cocinado: 12M


Tiempo total: 2H 42M


Ingredientes:


Para la masa:



100 g de agua


70 g de aceite de girasol


100 g de azúcar


30 g de levadura prensada fresca de panadería


2 huevos grandes


400 g de harina de fuerza


1/4 cucharadita de sal


Para el almíbar:



150 g de agua


200 g de azúcar


50 g de azúcar glass


Preparación:


Empezamos triturando el azúcar para conseguir nuestro azúcar glass que luego utilizaremos para espolvorear por encima. Para ello ponemos en el vaso 50 g de azúcar y trituramos durante 30 segundos aproximadamente en velocidad progresiva 5-10. Sacamos el azúcar glass y reservamos.



Lavamos el vaso para preparar la masa.



Ponemos en el vaso de Thermomix® el agua, el aceite, el azúcar (no el que acabamos de hacer glass sino que que indica en los ingredientes de la masa), la levadura y los huevos. Programamos 10 segundos, velocidad 6.



Incorporamos la harina y la sal. Programamos 4', función amasar. Dejamos reposar en el vaso unos 15 minutos.



Pasado ese tiempo ponemos aceite en la mesa de trabajo. Volcamos la masa (será una masa blanda y pegajosa pero se trabaja bien). Nos untamos las manos en aceite y vamos formando bolas de unos 25 g. Para saber el peso de la masa podéis utilizar la balanza de la máquina. Cuando tengamos todas las bolitas preparadas las vamos estirando para formar cilindros de unos 20 centímetros. Vamos colocando nuestros palitos en las bandejas de horno forradas con papel de hornear. Es importante que dejemos espacio entre cada bollito porque luego crecerán. Cuando estén todos formados los dejamos reposar 2 horas.



Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 200º.



Horneamos durante 7 minutos en tandas. Cuidado, controlar el tiempo porque no todos los hornos son iguales.



Mientras se hace la primera tanda, a la vez que no le quitamos ojo al horno, vamos preparando el almíbar. Para ello ponemos en el vaso los 150 g de agua y los 200 g de azúcar y programamos 7', 100º, v 2. Vertemos el almíbar en un tarro y con un pincel untamos nuestros fartons cuando todavía están calientes.



Luego espolvoreamos con el azúcar glass que hicimos en el primer paso y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Y ya podemos disfrutar de ellos acompañados de una buena horchata( si es casera mejor👌)