MUG CAKE CON CHOCOLATE BLANCO

#Masas, panes y repostería 23 marzo 2020

¿Sabéis que es un mug cake? es un delicioso bizcocho, realizado en una taza, en el microondas. 


Cuantas veces nos apetece un trocito de bizcocho y no hacemos por que sabemos que nos lo vamos a comer entero? o porque tardamos una hora en hacerlo y es demasiado tarde? aquí tenemos la solución para un desayuno o una merienda. 


No se conoce exactamente el origen de este curioso postre, aunque se cree que tendríamos que remontarnos hasta el siglo XVIII –ahí es nada-, cuando, en ausencia de moldes, los bizcochos se elaboraban en tazas o en recipientes de cocina. Y aunque realmente no sabemos qué pasaba después (si lo desmoldaban o no, etc), lo que seguro no imaginaban entonces es que esta manera de preparar bizcochos volvería con fuerza tres siglos después, convirtiéndose en tendencia... 


La elaboración de un ‘mug cake’ no puede ser más sencilla, puesto que ni siquiera tenemos que encender el horno, solo necesitamos un poco de apetito y un microondas. 






Ingredientes 


• 200 g de chocolate blanco para postres en trozos  


• 180 g de leche  


• 20 g de mantequilla a temperatura ambiente  


• 120 g de harina de repostería  


• 1 cucharadita de levadura química en polvo  


• 1 cucharada de bolitas multicolores  


Preparación 


1. Ponga en el vaso el chocolate blanco y trocee 10 seg/vel 7. Con la espátula, baje el chocolate hacia el fondo del vaso. 


2. Añada la leche y la mantequilla y funda 3 min/50°C/vel 2. 


3. Añada la harina y mezcle 20 seg/vel 4. 


4. Incorpore la levadura y mezcle 10 seg/vel 4. Reparta la mezcla en las tazas.  


5. Hornee en el microondas (700W) de uno en uno durante 3 minutos y medio. Introduzca un palo de brocheta y compruebe si está cocinado (ver sugerencias), de no ser así, programe unos segundos más (700W). Deje reposar unos minutos y sirva templado decorado con bolitas multicolores. 


Sugerencias y trucos 


• El palo de brocheta no debe estar completamente seco. El mug se terminará de cocinar con el calor residual. Si prefiere un pastel más hecho, programe unos segundos más a la misma potencia