ROSCOS DE SAN BLAS

#Postres y dulces 03 febrero 2020



Este 3 de febrero se celebra el Día de San Blas, venerado tradicionalmente como «abogado contra los males de garganta» porque uno de los milagros que se le atribuyen es la curación de un niño al que se le clavó una espina de pescado en la garganta. 


Algunos le invocaron como protector de los ganados, pero el mayor eco que encontró en el pueblo es el de protector para los males y enfermedades de garganta. Y no creas que sólo es por el interés de salir del paso por las molestias que acarrea un catarro, un enfriamiento, una infección o un cáncer. Como con las gargantas hacemos los hombres muchas cosas, también se recurre a él cuando hay peligro de renegar de la fe, o se pide su intercesión para los males que originaron las malas confesiones y hasta de las intemperancias en la bebida. 


San Blas fue un médico y obispo de Sebaste, actualmente en Turquía, durante los siglos III y IV. Hizo vida eremítica en una cueva en el bosque del monte Argeus que convirtió en su sede episcopal. Fue torturado y ejecutado en la época del emperador romano Licinio durante las persecuciones a los cristianos de principios del siglo IV.  


La tradición en este día es comer rosquillas de San Blas, previamente bendecidas en una misa en honor al santo. 




Ingredientes 


Masa 


200 g de azúcar  


100 g de aceite de girasol (y un poco más para engrasar)  


3 huevos  


50 g de licor de anís  


500 g de harina de repostería  


1 sobre de levadura química en polvo  


1 pellizco de sal 


Cobertura


250 g de azucar glass


2 claras de huevo


Preparación 


Masa 


1- Pon en el vaso el azúcar y la piel de limón y pulverice 30 seg/vel 10. 


2- Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y añada el aceite de girasol, los huevos y el licor de anís. Mezcle 10 seg/vel 4. 


3- Añade 250 g de harina, la levadura y la sal y mezcle 8 seg/vel 6. 


4- Incorpora 250 g de harina y mezcle 15 seg/vel 6. Retira del vaso a un bol previamente untado con aceite.



Truco: Para poder quitar toda la masa de las cuchillas, programa 1 seg/vel turbo, puedes repetirlo un par de veces y verás como toda la masa restante se va hacia las paredes del vaso




Calienta el horno a 160 ºC mientras hace bolas del tamaño de una pelota de ping pong con las manos untadas con un poco de aceite, para que no se le pegue la masa, Presiona en el centro para hacer el agujero y colócalas sobre el papel de horno. Introduce la bandeja durante 15 minutos aproximadamente, hasta que veas que comienza a dorarse.


Déjalas enfriar sobre la rejilla, mientras preparas la cobertura. 


Cobertura


1-Coloca la mariposa en las cuchillas e introduzca las 2 clara. Monta las claras durante 5 minutos con un chorrito de limón. Programe 5 min/37º/vel 3,5


2- Programa 1,5min/37º/vel 3,5 mientras vas echando el azucar glas por el agujero de la tapa


3- Echa el merengue sobre las rosquillas sin quitarlas de la rejilla del horno, así escurre todo el azucar sobrante. adórnalas con bolitas de azúcar si quieres y déjalas secar. 




Truco: Si quieres acelerar el secado, puedes introducirlas 5 minutos en el horno a 50 grados.