Crema de calabaza con Curry

#Legumbres y platos de cuchara 03 noviembre 2018

Buenos días!!!! 


Estamos en otoño y eso significa época de calabaza y ya sabemos todos sus maravillosas propiedades que os dejo al final de la receta, vamos a preparar una rica crema de calabaza con curry. 


Ingredientes que necesitamos: 


80 gr. de Zanahoria en rodajas de 2 cm


120 gr. de puerro en rodajas de 2 cm


1 cucharada de curry en polvo (sin colmar)


50 gr. de aceite de oliva


600 gr. de calabaza sin piel ni semillas, en trozos de 4 cm.


400 gr. de agua


1 cucharita de sal


1 pellizco de pimienta negra molida.


80 gr. de yogur natural


Pasos a seguir:


1. Ponemos en el vaso la zanahoria, el puerro, el curry y el aceite. Troceamos 4 segundos a velocidad 4. 


2. A continuación sofreímos 5 minutos, a 120º C, velocidad 1.


3. Incorporamos la calabaza y rehogamos 10 minutos, 100º C, velocidad 1.


4. Vertemos el agua, la sal y la pimienta y cocinamos 15 minutos, 100º C, Velocidad 1.


5. Añadimos el yogur y trituramos 1 minuto, comenzando en velocidad 5 y aumentamos progresivamente a velocidad 10. 


6. Ya Podemos servir la crema. 


Se puede decorar con picatostes, con cebollino ó con un poco de nata liquida.





La Calabaza: 


Contiene una gran cantidad de vitaminas, especialmente vitamina A y de las otras dos vitaminas antioxidantes, la C y la E., así como  vitaminas del grupo B, (B2 y B6 y ácido fólico).


Entre sus minerales destacan el potasio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el cinc. Mantiene en buen estado el sistema inmunitario y previene los resfriados frecuentes, la fatiga crónica o la depresión.


Es poco calórica así que se puede consumir en dietas.


Las semillas son ricas en cinc. Entre sus minerales sobresale el magnesio, importante para los sistemas cardiovascular y nervioso.


Por sus nutrientes es aconsejable en todas las etapas de la vida, sobre todo  en la infancia, pues contribuye al buen estado de la piel, los huesos y los dientes, así como del sistema nervioso y el aparato digestivo.


Resulta muy recomendable durante el embarazo y la lactancia. Lo mismo en caso de diabetes, pues aunque sea dulce, sus azúcares se absorben lentamente y no sobrecargan el páncreas.


Consumida habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros trastornos de salud:


• Aparato urinario: cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.


• Sistema cardiovascular: hipertensión arterial, prevención de la angina de pecho, mantenimiento de nivel adecuado de colesterol y anemia.


• Sistema inmunitario: infecciones crónicas, gripe, prevención de enfermedades degenerativas.


• Aparato digestivo: gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.


• Sistema nervioso: ansiedad, estrés, depresión, insomnio.


• Enfermedades metabólicas: obesidad y exceso de ácido úrico. 


• Aparato respiratorio: faringitis, laringitis, bronquitis, asma.


• Salud ocular: fotofobia, ceguera nocturna, cataratas. 


• Salud masculina: hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligoespermia).


• Prevención del cáncer: sobre todo de colon, vejiga, próstata, pulmón y útero.